He leído y acepto los términos y condiciones

nov 2005

Ronaldo se arriesgó y lo paga caro

He leído en “El País” que Ronaldo terminó el Madrid-Barça cojo. “Con problemas hasta para caminar”.

Durante el partido, aunque intenté fijarme, yo no pude apreciar la cojera, pero sí pude constatar (como todo el mundo) que Ronaldo no estaba fino. No protagonizó ni una sola de sus peligrosísimas escapadas fulgurantes con el balón. No estaba rápido ni ágil porque simplemente no podía correr ni moverse como él sabe hacerlo.

Está claro que su lesión de tobillo no estaba recuperada al cien por cien y eso le pasó factura. Aunque una lesión no duela, cuando el deportista sabe que no está curado no rinde al máximo. Inconscientemente, los mecanismos de autoprotección y el propio miedo a recaer lo ‘frenan’. Aunque Ronaldo estuviera en forma, que tampoco lo estaba (pero esta es otra cuestión) no podía dar más de sí.

El día antes del partido el brasileño reconoció que iba a jugar con molestias. Tres días antes del partido le vi por la televisión renqueando cuando hacía “skeepings” e incluso cuando trotaba.

Y yo pregunto: ¿Es lógico que Luxemburgo le alineara en estas condiciones? ¿Es sensato por parte del propio jugador arriesgarse a jugar, pese a no estar completamente recuperado?

No hay mayor riesgo que forzar la máquina cuando una lesión no está completamente recuperada. El riesgo de lesionarse es mucho mayor (que se lo pregunten a Woodgate, como ya expliqué en un post anterior) y además se retrocede en la recuperación de la propia lesión.

El miércoles tiene otro importante partido ¿volverá a jugar?

P.S. Otro apunte: el Barça dio un baño al Madrid, nadie lo pone en duda, pero sin desmerecer un ápice tan brillante victoria (que disfruté como la que más), es de justicia decir que el Madrid jugó mermado, con varios de sus jugadores tocados (Zidane, Ronaldo, Beckham, Guti, Baptista). La culpa fue de Luxemburgo por alinearlos, claro, pero…
———————————-

ULTIMA HORA: Acaba de anunciarse que Ronaldo es baja para el partido del miércoles (igual que Zidane). Las leyes de la salud y del deporte son más sabias que las voluntades de los entrenadores y jugadores. Forzar el cuerpo siempre es malo y se acaba pagando.

Comments are closed.

  • Nutrición sana, ejercicio y dieta equilibrada. No hay más secreto que acompañarlo con la constancia y disciplina en el entrenamiento. Somos aquello que hacemos. Por eso, nuestro cuerpo responde a los estímulos que recibe. No concibo una vida plena sin el deporte, mi compañero de viaje vital que corre conmigo desde 1969. Disfruto explicando y divulgando aquello que aprendo cada día y me ayuda a ser mejor. ¿Te vienes?