He leído y acepto los términos y condiciones

mar 2013

Campeona de Europa de 60 metros lisos

No acudí a los campeonatos de Europa “indoor” de Donosti con buenos presagios. Tres días antes, durante el último entrenamiento antes de la cita , recaí de la rotura fibrilar en el recto anterior que había sufrido a mediados de enero tras batir el récord del mundo de los 60 ml W-55 con 8″42.

LA CARRERA

De nuevo coja se antojaba difícil poder competir en Anoeta. Pero como la esperanza es lo último que se pierde, calenté por si sonaba la flauta y podía disputar las semifinales. Como era de prever, la pierna respondió mal y me resultaba imposible correr a tope tal como obliga una carrera de 60 metros. A falta de 10 minutos para salir a la pista decidí no correr. “No puedo“, le dije a Martí, mi marido y ex-entrenador. Sin embargo, él me insistió en hacerlo: “Inténtalo. No tienes porqué correr al máximo. Es sólo una semifinal. Si logras clasificarte tienes por delante 24 horas para buscar un fisio que te trate y puedas disputar la final en mejores condiciones. No pierdes nada por intentarlo“.

Bendito consejo. Corrí a medio gas, pero pude ganar mi serie (8″73) y clasificarme para la final . Mis principales rivales, la británica Caroline Powell y la holandesa Tilly Jacobs, se habían clasificado con unas marcas de 8″80 y 8″95.

Superada la prueba, Juan Ignacio Sanpedro me puso en contacto con Juan Carlos Hernández, fisioterapeuta del Atlético San Sebastián, además de ser una enciclopedia viva del atletismo. Me trató a la mañana siguiente o casi diría que me maltrató mientras comentábamos las hazañas de las grandes estrellas del tartán. Pero para estrellas, las que él me hizo ver. Sin embargo, su masaje permitió que pudiera colocarme en el taco de salida de la final de los 60 metros W-55 en condiciones de luchar por el título.

Protegí el muslo con un vendaje compresor, pero no las tenía todas conmigo. Temía romperme y, de hecho, en los últimos veinte metros los cuádriceps me empezaron a tirar. Me vi obligada a aflojar un poco, pero conseguí aguantar y cruzar la línea de meta en primera posición con un tiempo de 8″50. ¡Bien!

Mi entrenador Alexis Sánchez me dijo antes de recaer que estaba en condiciones de mejorar mi plusmarca. Probablemente, pero cuando una lesión hace acto de presencia el rendimiento siempre se resiente.

Ahí terminó mi campeonato. Imposible ya intentar afrontar los 200 metros, la longitud, los 60 metros vallas y el relevo 4 x 200 metros, pruebas en las que estaba inscrita. El objetivo era ya solo recuperarme al cien por cien para los cien metros al aire libre.

578177_10200177670236481_1814228128_n

La final de los 60 metros de San Sebastián (Foto: Raulet)

Comments are closed.

  • Nutrición sana, ejercicio y dieta equilibrada. No hay más secreto que acompañarlo con la constancia y disciplina en el entrenamiento. Somos aquello que hacemos. Por eso, nuestro cuerpo responde a los estímulos que recibe. No concibo una vida plena sin el deporte, mi compañero de viaje vital que corre conmigo desde 1969. Disfruto explicando y divulgando aquello que aprendo cada día y me ayuda a ser mejor. ¿Te vienes?