He leído y acepto los términos y condiciones

jul 2013

13″37 en 100 ml, a 1 centésima del récord de Europa W-55

Llegué al Campeonato de España de veteranos tras haber disputado 5 carreras de 100 metros y en todas ellas había batido el récord de España de la categoría (13″96; 13″87; 13″84; 13″67; 13″64). Y en Vitoria no podía ser menos. Me sentía fuerte y ello, unido a la motivación extra que siempre tengo en los campeonatos de relevancia, me hacían estar bastante convencida de que podía recortar alguna décima más a mi plusmarca.

Sin embargo, no esperaba mejorarla tanto. Los 13″37 superaron todas las expectativas y más después de haber sufrido un traspiés en las últimas zancadas de la carrera. Cuando anunciaron la marca por la megafonía de la pista de Mendizorrotza no daba crédito. El registro no solo era un nuevo récord de España, sino que se quedó a una sola centésima de ser récord de Europa (¡maldito traspiés!), en posesión de la alemana Ingrid Meier desde 2003 y a cinco centésimas de la plusmarca mundial de la estadounidense Phil Raschker desde 2002.

Por añadidura, se daba una paradoja: el récord de España que ostento de W-50 (13″48) es 11 centésimas peor que el que tengo en W-55 (13″37). O sea más vieja, pero más rápida. Algo insólito sobre el papel, pero la realidad es que el lustro que pasé desde que cumplí los 50 años hasta los 55 estuvo plagado de lesiones y mi rendimiento se resintió. Con 49 años y diez meses corrí los 100 metros en 12″88, pero al entrar en la categoría de 50 años todo se fastidió.

Tras el nacional de Vitoria, el calendario de competiciones prácticamente había finalizado para mi. Solo tenía dos oportunidades más, y en una misma semana, para intentar rebajar esa centésima y hacerme con el récord continental.

El viento se llevó el récord continental

Y lo intenté, ¡cómo no! El miércoles siguiente, en unas pruebas de control en Leganés, de hecho lo superé. Corrí en 13″32, pero un viento favorable de 2.2 m/sg invalidó la marca. El máximo permitido es 2.0 m/sg.

Ya solo tenía una oportunidad más: el siguiente sábado en el Criterium de veteranos de Durango , pero esta vez un falso apoyo en la salida truncó la posibilidad de mejorar la marca y me quedé con 13″43. Media hora después establecía el récord de España W-55 de los 200 metros con 29″24,  demostrando una vez más que el doble hectómetro no es ni mucho menos mi especialidad.

Comments are closed.

  • Nutrición sana, ejercicio y dieta equilibrada. No hay más secreto que acompañarlo con la constancia y disciplina en el entrenamiento. Somos aquello que hacemos. Por eso, nuestro cuerpo responde a los estímulos que recibe. No concibo una vida plena sin el deporte, mi compañero de viaje vital que corre conmigo desde 1969. Disfruto explicando y divulgando aquello que aprendo cada día y me ayuda a ser mejor. ¿Te vienes?